Realización audiovisual con microformatos, para Internet: nuevos códigos

::

Internet tiene una serie de condicionamientos que restringen los criterios estéticos y narrativos que se utilizan a la hora de generar contenidos para la televisión o cine.

El streaming, en relación directa con el ancho de banda, implica que las imágenes que se transmiten vía Red deban ser mucho más livianas y pequeñas (lo cual se traduce en una menor calidad) que aquellas que se pueden ver en la televisión. Esto obliga a quienes realizan videos para la Web a desarrollar nuevas formas de filmación y edición con el fin de que sus videos se vean lo mejor posible durante el proceso de streaming.

Los paneos y los travellings, movimientos de cámara típicos dentro de repertorio de tomas para cine y televisión, no son aconsejables en la realización para Web dado que se pixelan y entorpecen la reproducción o experiencia de visionado.

Antoni Marín Amatller es Profesor del Graduado en Multimedia de la Universidad Abierta de Cataluña y se encarga de la coordinación del área de fotografía y video digital de ese centro educativo. Es uno de los pocos académicos que han escrito sobre el tema y sus textos, muchos de ellos publicados en el sitio Mosaic.gmmd.net, (sobre tecnologías y comunicación multimedia de la Universidad Abierta de Cataluña) son utilizados como referencia a la hora de realizar contenidos en video para Internet. “No podemos afirmar que (las paginas web) se asemejan a la experiencia televisiva ya que la realidad del video en Internet constituye una realidad nueva que va mas allá de lo que permite la televisión”, explica el autor. “La Web progresa a un ritmo rápido e intenso hacia una calidad de imagen cada vez mayor. En el camino se modifican esquemas y formas de trabajo. La integración del video en la web genera cambios que afectan a aspectos tan diversos como los procesos de producción, la estética y el lenguaje audiovisual.”, agrega.

Tradicionalmente los formatos audiovisuales han tenido como condicionantes las características de los canales mediante los cuales se transmitían. Así, la hora y media de duración de las películas viene delimitada en gran parte de los condicionantes técnicos que exigían su difusión en bobinas.

Paneo, travelling, zoom, planos general, medio y  detalle… Cuando se trata del discurso audiovisual, tanto realizadores como usuarios amateur tienden a repetir aquellas pautas de estilo que se utilizan en el cine y la televisión. Acaso porque resulta difícil no llevar a la práctica lo que se ve todos los días en la pantalla, criterios que se aprenden casi involuntariamente sólo por el hecho de consumir los formatos audiovisuales tradicionales. 

Y, de alguna manera, está bien que eso ocurra así, en tanto muchos de los principios que hacen a la esencia de los nuevos medios provienen del cine, según lo explica Lev Manovich en su gran obra “El lenguaje de los nuevos medios de comunicación. La imagen en la era digital” (Manovich, L. 2005 : 55). Las unidades mínimas (las tomas), la estructura narrativa dada por un montaje lineal y los conceptos vinculados a la luz son los mismos que años atrás, más allá del paso del tiempo y las tendencias.

Sin embargo, también es cierto que los formatos de video realizados con y para las nuevas tecnologías implican una serie de particularidades que les otorgan nuevos atributos. Desde las restricciones – ¿o acaso posibilidades?- tecnológicas hasta los modos de consumo y hábitos de los usuarios convierten a los contenidos audiovisuales online en un formato con características particulares.

En mayor o menor medida, la calidad de reproducción del clip se verá alterada por cuestiones como el ancho de banda de los usuarios, la cantidad de personas que se encuentren visualizando el mismo video al mismo tiempo, entre otros factores tecnológicos.

La forma de compresión y reproducción de los videos en Internet, obliga a repensar los modos en los que se produce, desde lo técnico y estético, el discurso audiovisual. Como dice Marín Amatller “La integración del video en la Web genera cambios que afectan a aspectos tan diversos como los procesos de producción, la estética y el lenguaje audiovisual.” Debido a cómo operan las tecnologías de streaming y a las compresiones a las que se someten los videos que se suben a la Red, las formas de rodaje y de edición que funcionan en Internet distan de ser las que componen los textos televisivos y cinematográficos.

Paneos, travellings y el uso del zoom no se ven bien en las transmisiones vía Web dado que se pixelan y generan imágenes desprolijas. Los algoritmos de compresión que se utilizan para comprimir los videos con el fin de que puedan ser reproducidos en la Red, operan eliminando redundancias. En este sentido, es conveniente utilizar planos fijos, sin demasiado movimiento. Resulta mejor hacer más tomas que una toma secuencial para mostrar una acción. 

Planos simples: ante todo, es recomendable utilizar planos que sean lo más claros posible para que ni la compresión ni el tamaño de la ventana de reproducción perjudiquen la visualización. Al eliminar redundancias, las compresiones aplanan las imágenes haciéndoles perder profundidad de color y de detalle. Los planos con demasiados elementos pequeños tienen a verse “empastados”, es decir, a generar imágenes confusas.

Los tiempos del video tienen que responder a los hábitos de consumo en Internet. Si en la Web la atención es dispersa y los usuarios no acostumbran a permanecer atentos a un contenido durante más de unos cuantos minutos, entonces los videos tienen que adecuarse a esos hábitos. La duración de los clips no debería superar los tres minutos.

El mensaje del video tiene que ser claro, conciso y directo. Las tomas deben ser lo suficientemente abarcativas y descriptivas como para dar contexto, explicar la acción y describir a sus protagonistas en la menor cantidad de tiempo posible. Cuando se realizan entrevistas, las preguntas directas funcionan mejor en tanto ayudan al entrevistado a responder de forma concisa, lo cual resulta clave en Internet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: