Tecnologías de video en la Red

::

Entrar en el terreno de la realización audiovisual para Internet implica el estudio no sólo de las tecnologías de video sino también de las plataformas web que permitirán su reproducción. Se trata de una forma de realización altamente condicionada por cuestiones tecnológicas que aun hoy no están estandarizadas – como pueden estarlo el cine o la televisión- y que se encuentran en una situación de cambio y evolución permanentes.

Así, cuando hacia 2003 comenzaron a llevarse a cabo las primeras experiencias de video online se trataba de clips de muy baja calidad, en caja pequeña, generalmente pixelados (ver definición de píxel20) y con poca fluidez en el streaming (generalmente a una frecuencia de 12 o 15 cuadros por segundo). Hoy, las técnicas han evolucionado lo suficiente como para que desde Internet se puedan visualizar contenidos de video en vivo (a través de tecnologías de streaming en vivo), a pantalla completa y con una calidad sorprendente. ¿Por qué sucede esto? El tema clave en cuanto al video online tiene que ver con el ancho de la banda de las conexiones a Internet. Mientras los usuarios se conectaban a la Red utilizando servicios de “Dial up21” (conexiones de 64 kbps22), entonces Internet sólo podía constar de textos y muy pocas imágenes. El advenimiento de la banda ancha, abrió un mundo de posibilidades en la Web, una de ellas fue la transmisión de video.

Ahora bien, cuando se habla del video en Internet se presentan dos temas a resolver para posibilitar el uso de los contenidos audiovisuales en estos entornos. Primero, la necesidad de sincronización, gestión y reproducción de los clips, así como su necesaria integración a archivos suficientemente pequeños como para ser reproducidos y almacenados con unas necesidades de espacio de disco razonables. El peso considerable de los archivos de video obliga a un proceso de compresión y codificación que permitan reducirlo. Para ello existen distintos tipos de tecnologías multimedia, como por ejemplo, Flash Video23, Quicktime24, Windows Media y Real Video, cada una de las cuales desarrolla diversos codecs25.

El término codec contiene en su propia denominación el resumen de su funcionalidad, es la abreviatura de las palabras inglesas compressor – decompressor. Los codecs son aplicaciones que permiten comprimir y descomprimir piezas de video.

La segunda problemática está vinculada con la complejidad que supone la publicación de video a través de Internet. Las tecnologías mencionadas anteriormente implican una serie de requerimientos propios y precisan que el usuario configure su equipo para su correcto funcionamiento. Aquí reside la necesidad de instalar plugins26.

El tema de los codecs encarna varias complejidades, la más importante es que si el usuario no dispone del codec con el que ha sido comprimido un video no podrá visualizarlo. Tendrá que buscarlo en la Web, descargarlo e instalarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: